Cuarta revolución industrial y contratos laborales.

El siglo XXI  es el siglo de la    cuarta revolución industrial   según el Foro Económico Mundial. Los robots son una realidad y son el emblema de esta época de la humanidad pues han ocupado espacios o cargos  que, unos años antes,  ocupaban los  humanos en sectores industriales, servicios de comunicación y servicios de limpieza. Es esta  la manera  como los empresarios bajan costos   de producción.

De ahí que para algunos   laboralistas y abogados del derecho privado, la continuación del contrato de trabajo es impredecible, pues  los humanos  seguirán siendo  muy superiores  en cuantas habilidades intelectuales a hojas de lata configuradas las cuales pueden realizar trabajos manuales con igual eficiencia.  Ante esta situación    el contrato de trabajo  es una figura cuyo futuro  es difícil de imaginar. De la búsqueda de los empresarios por  bajar costos  recientemente han  surgido las siguientes  figuras contractuales como el outsourcing o tercerización y la práctica de enganches colectivos. Entonces, nos preguntamos ¿Cuál es la diferencia entre  contratar por medio de estas figuras y el uso de  contratos de trabajo?

Nos corresponde señalar que al hablar de la figura  de outsourcing estamos hablando directamente de la llamada  tercerización laboral. La tercerización  es aquel proceso mediante el cual una sociedad comercial contrata a otra persona jurídica  para que realice una  actividad determinada en la línea de producción. De manera que se bajan costos  en la medida en que la sociedad comercial requirente del servicio de outsourcing  se  ahorra las preocupaciones el tiempo, medios y personal para  el pago a los trabajadores pues estos están a cargo de su empleador  principal, la sociedad contratada en outsourcing.  Esta práctica   genera las siguientes ventajas y desventajas.

Ventajas.

  1. Abarata costos de producción.
  2. Reduce número de tareas.
  3. Productos de mejor calidad.

Desventajas.

  1. Fomenta irregularidades laborales.
  2. Elimina puestos de trabajo en el país.
  3. Problemas en propiedad industrial entre organizaciones.

Otra forma  es el enganche colectivo,  definido por el  Código Sustantivo del Trabajo en el artículo 71: El enganche colectivo, es una figura por medio de la cual se trasladan  un grupo de  trabajadores a otra sociedad jurídica, a prestar  determinados servicios. En el uso de este tipo de figura laboral se  genera un gasto de desplazamiento de los trabajadores,  ya sea  al interior del país o al exterior,  en cabeza de su empleador.  Cuando  los trabajadores son enviados al exterior se debe cumplir con determinados requisitos,  algunos  de ellos son:  El contrato de Trabajo debe realizarse por escrito, el empleador debe correr con gastos de traslado y tramites de visado entre otros.

 

Cabe señalar que  tras el uso de las anteriores figuras de contratación laboral  es frecuente que se generen problemas con respecto a las  prestaciones sociales y  terminación  de contratos.

El contrato de trabajo  en relación a estas necesidades de los empleadores  funciona a través de los   viáticos,  que son sumas de dinero que el  empleador otorga para el sustento del trabajador  en el desarrollo de una labor especial por fuera del habitual lugar de trabajo. Este tipo de subsidios    son otorgados de manera particular al  empleado  que  desarrollará esa actividad determinada. Generalmente la figura del enganche colectivo utiliza  este tipo de  contribuciones.  Tenemos que resaltar que estos pueden ser parte del salario en la medida en que se requiera la permanencia   del trabajador en el destino  donde fue  enviado, viáticos constituidos por los gastos de manutención y alojamiento.

Este evento se da,  debido a que el Ministerio de Trabajo en distintos conceptos y la jurisprudencia  de la Corte Suprema de Justicia, han definido que el salario es lo que  sirve para satisfacer las necesidades básicas del trabajador   como  son su alimentación y alojamiento. Por tanto el  trabajador  deberá destinar esos dos ítems,  anteriormente referidos para lo que están destinados en el pago de su salario.

Como pueden ver estas figuras contractuales difieren  del contrato de trabajo  utilizado normalmente y generan unas ventajas  y desventajas específicas tanto para el empresario y el trabajador por lo cual hay que analizarlas cuidadosamente.  Para más información consúltenos en: Soportejuridico.com